LIBROS DE ELLAS, UN VIAJE POR LA LITERATURA MUSA

on . Posted in Noticias

La historia universal cuenta con grandes mujeres que han trascendido con sus ideas, hazañas, ejemplo y constancia; convirtiéndose en verdaderos pilares de la historia de las artes y la literatura. Sin embargo, hubo épocas donde ellas no se dieron a conocer, o se sabía muy poco de su trabajo; así lo reconoce la maestra Celina Baires, Directora de la Biblioteca Miguel de Cervantes de UNICAES, con quien conversamos al respecto para introducirnos en un interesante viaje por la literatura musa:

¿Cómo podemos trazar un recorrido por la literatura de ellas, qué aspectos destacan en la historia sobre libros escritos por mujeres?

Hay muchos casos: hay autoras que tuvieron que quemar sus poesías, otras que escribían pero les daba vergüenza que la gente las viera porque no era muy común en esa época; por ejemplo, en el periodo Victoriano, en donde escribieron las hermanas Bronte, autoras de Sensatez y Sentimiento, Orgullo y Prejuicio, eran obras dedicadas a la época en que vivían, ellas escribieron los primeros versos, poesía, y los primeros versos que escribieron se los enviaron a un escritor y este les dijo que la literatura no era para mujeres y que nunca más podrían escribir y resulta que la literatura de ellas es considerada como una de las mejores, pero en su época no fue así. En el Renacimiento, el caso de mujeres que pertenecían a una congregación religiosa: Santa Teresa de Ávila y Sor Juana Inés de la cruz. Santa Teresa de Ávila, por ejemplo, en su obra de “Las moradas” habla de las diferentes moradas que puede tener el ser humano. Eran mujeres que escribían en su tiempo cuando no era permitido que las mujeres escribieran. Sor Juana Inés de la Cruz, que siempre ha sido mi favorita, por la forma en que escribe, es desafiante para su época. En la época de la Edad de oro, que los máximos escritores eran españoles, ella logró sobresalir en medio de todo eso. Hubo una etapa donde las mujeres no se dieron a conocer, es muy poco, se escribía por cartas. Ya en la época contemporánea podemos encontrar escritoras más conocidas como Gabriela Mistral, me llama la atención el título de uno de sus libros, “Lectura para mujeres”, ella había apostado por la educación de las jóvenes de la época, los temas que aborda son de mucha actualidad. Me parece interesante porque fue la primera premio nobel de la literatura Iberoamericana. De ahí está la literatura de Alfonsina Storni, poetisa argentina, que terminó suicidándose, en parte por la identificación con su poesía. Entre las autoras más reconocidas en la actualidad están, mi favorita, Agatha Christie, me fascina, creo que la primera obra que leí en mi infancia fue la de ella, “Asesinato en el Oriente Express”.En la biografía de ella dice que tenía 69 novelas. Otra que conocí desde pequeña es a Corín Tellado, ella es considerada la tercera autora más leída en español después de La Biblia. Eso es un gran logro. Otras mujeres contemporáneas son Laura Esquivel e Isabel allende. En los últimos años, las más reconocidas son JK Rowling, con Harry potter y Suzanne Collins, con los Juegos del Hambre (…)

¿Usted considera que algunos de los prejuicios que mencionamos en el inicio se mantienen en la actualidad? Siempre en la línea de la literatura…

Todavía hay recelo. Recuerdo una escritora que la presentaban en el título del libro como la esposa de. El libro lo había escrito ella, pero lo que estaban recalcando era su vida privada. Recuerdo que hubo mucha queja, porque, ¿qué tiene que ver la vida privada de ella con el libro? Creo que un poco de eso existe todavía en Latinoamérica, a pesar de que ya no se usen seudónimos masculinos, que era otra de las estrategias para sobrevivir en este mundo de la literatura.

En el caso de El Salvador, ¿qué elementos podemos mencionar sobre la literatura de ellas?

He conocido a varias escritoras de El Salvador. Entre ellas, Guadalupe Castellano, que escribió libros infantiles; Jorgelina Cerritos, que ha sido premiada a nivel internacional. Lo que falta en nuestro país es mayor difusión, porque se desconocen las obras hasta que la gente muere. Por ejemplo, Claudia Lars, es de las escritoras salvadoreñas más conocidas, pero tampoco es que su obra sea bastante difundida. Difusión de las obras en general, porque hay muchos autores hombres que no son reconocidos. Hace falta más difusión de la literatura salvadoreña.

Popularmente se piensa que el campo de las letras es liderado por mujeres; en la práctica, ¿esto es así?

Personalmente, formo parte del Consorcio de Bibliotecas Universitarias de El Salvador y quizá como tres o cuatro son hombres, el resto son mujeres, somos como ocho directoras de bibliotecas. Sí está liderado por mujeres. Creo que tiene que ver con la personalidad y con la cultura. Yo recuerdo que mi abuela me decía que la arquitectura solo era para hombres, entonces tiene que ver mucho con la educación, la cultura, en cómo se va transmitiendo estas costumbres de generación en generación. Hoy puede ser que haya más apertura, porque la cultura se va ampliando en ese sentido, hay mujeres mecánicas, motoristas. Es un poco complicado ponerse a luchar que si una carrera es para un sexo o no. Hay ciertos papeles que uno debe ir respetando, no por el hecho de una creencia o de una inferioridad, sino por el mismo aspecto de la personalidad. Hay ciertas características que por naturaleza son más dadas para la mujer y que no deberíamos despreciar, por ejemplo, la maternidad, que es un papel que le corresponde a la mujer.

¿Cuál es la bibliografía que nos puede ofrecer la Biblioteca de UNICAES?

Tenemos bastantes obras de algunas de las autoras que le he mencionado, de Agatha Christie, Isabel Allende, de Laura Esquivel, también tenemos de las autoras anteriores, Gabriela Mistral, Claudia Lars, de escritoras religiosas, hay una literatura bien variada escrita por mujeres. La ventaja de nuestro catálogo es que trae las portadas, entonces eso puede ayudar al momento de elegir los “Libros de ellas”.

//